Skip to content

¿Qué es la depresión posparto y cuánto dura?

El nacimiento de un bebé puede llegar a desencadenar todo tipo de emociones en la madre, desde el entusiasmo y la alegría hasta la ansiedad o el miedo por la nueva situación que va a afrontar.

La mayoría de las madres primerizas, tras dar a luz, suelen tener diversos cambios en el estado de ánimo como episodios de llanto, dificultades para dormir o ansiedad. Estos sentimientos son normales, denominados a menudo como “Baby Blues” pero si se intensifican y persisten, eso podría ser una señal de que se está produciendo una depresión posparto.

Depresión después del parto, ¿por qué me siento así?

Este es un tipo de depresión de intensidad moderada a intensa que se produce en una mujer después de que haya dado a luz. Se puede presentar poco después del parto o hasta un año más tarde, pero la mayor parte del tiempo ocurre dentro de los primeros tres meses después de haber dado a luz.

Es un problema de salud mental común y grave que afecta negativamente a la mujer, dificultando su capacidad para definir cómo se siente, cómo piensa y cómo actúa. La depresión posparto provoca sentimientos de tristeza o de pérdida de interés en actividades que antes disfrutaba y puede conducir a una variedad de problemas emocionales y físicos, disminuyendo la capacidad de una persona para funcionar en el trabajo y en el hogar.

Para la recién estrenada mamá, puede ser difícil expresar como se siente. No solo por la dificultad del momento, sino también por ser un tema que no está normalizado. De este momento se espera felicidad, y puede ser habitual que ante los sentimientos de tristeza aparezca la culpabilidad por sentir algo diferente a lo esperando en esta etapa.

Síntomas de la depresión post parto

Existen diferentes síntomas que una mujer puede presentar y que puede hacerla sospechar de padecer depresión postparto como:

  • Sensación de tristeza profunda
  • Enfado e intensa irritabilidad
  • Insomnio
  • Llanto constante
  • Cambios de humor severos
  • Sentimientos de vergüenza o culpa
  • Dificultad para relacionarse con el bebé
  • Evitar a la familia y amigos
  • Incapacidad para salir de la cama
  • Disminución de la concentración
  • Ansiedad
  • Pérdida de interés en el sexo
  • Incapacidad para disfrutar

 

Tener en cuenta estos síntomas es importante, no de cara a realizar un diagnóstico, sino a poder atender y acompañar a la mujer en un momento de tanto cambio. No hace falta que lleguemos a hablar de depresión para poner el foco en la madre. Lo ideal es que familia y pareja puedan normalizar también este tipo de síntomas para acompaña sin juzgar a la madre y así reducir culpabilidad y no tener que llegar a hablar de depresión.

Causas de la depresión después del embarazo

A nivel hormonal hay mucha variación y cambio antes y después del embarazo. Tras el parto, llega otro momento de reajuste. Además de todo el cambio físico y hormonal debemos tener en cuenta que es el cambio vital más importante en la vida; convertirse en madre.

Esto es fantástico, pero suponen muchos cambios a nivel individua, de pareja y de dinámica que necesitan tiempo para ser gestionados, y lo más importante, necesidad de aprender a vivir en esta nueva realidad:

  • Cambios físicos en el cuerpo derivados del embarazo y el parto
  • Disponer de menos tiempo y libertad para sí misma
  • Falta de sueño
  • Nuevo rol de madre; preocupaciones sobre su capacidad para ser buena madre
  • Cambios en las relaciones laborales y sociales
  • La dinámica de la pareja cambia

Causas que pueden hacer que una madre sufra depresión posparto

Además de las causas anteriormente mencionadas, una mujer se puede encontrar con una serie de circunstancias que puede favorecer la aparición de este tipo de depresión como:

  • Estrés: acontecimientos estresantes de la vida como conflictos matrimoniales, laborales o sociales.
  • Embarazo no deseado
  • Miedo al parto y no saber llevar a cabo una correcta lactancia
  • Antecedentes familiares de depresión posparto
  • Edad: si una mujer es madre en edad muy temprana, como puede ser siendo menor de 25 años.
  • Economía: en caso de no tener ingresos o no contar con apoyo social y financiero

¿Afecta al bebé la depresión de la madre?

Una mujer con depresión post parto o con sintomatología depresiva se encontrará con mayores dificultades a la hora de ejercer todas las funciones que en ese momento tiene que empezar a desempeñar. Por lo tanto, esta sintomatología afectará a la función como madre y la relación que pueda establecer durante esa época con su bebé. En lo que debemos centrarnos en acompañar a la madre, comprenderla y apoyarla para que pueda encontrarse mejor y poder acompañar de una manera respetuosa para ella y para su bebé.

Es importante entender que un periodo de tiempo no va a determinar la vida del pequeño. Detectar esta sintomatología depresiva en la madre y poder trabajarlo será un factor de protección tanto para la madre como para el bebé. Una vez recuperada la madre, podrá reparar y acompañar de la mejor forma a su bebé.

Entender este sentimiento no es fácil. La madre se enfrenta a una situación emocional intensa y hasta entonces desconocida para ella, sobre todo para las madres primerizas. La nueva responsabilidad y la necesidad de responder a las necesidades afectivas de su bebé incrementan la aparición de nuevas emociones e inseguridades que en ocasiones le es difícil gestionar. Todo esto hace que necesite apoyo emocional y terapéutico.

Si eres una estrenada mamá o te encuentras cerca de una, es importante que permitáis todo tipo de emociones, la felicidad y el agobio o la tristeza. Validar este tipo de emociones no hace menos especial la llegada del pequeño/a. Normalizar también que puedan aparecer emociones tan diferentes y opuestas, como la alegría y la tristeza al mismo tiempo y no luchar contra ello. Muchas veces sentirse validada y acompañada es el mejor remedio.

Otros artículos que también te pueden interesar

Soy Cristina Rocafort, tu psicóloga en Zaragoza

LA AYUDA PSICOLÓGICA QUE BUSCAS EN ZARAGOZA

La terapia es un buen recurso para todo el mundo, nadie es perfecto ni invencible. Quiero que tengas la libertad de dirigir tu vida, que recuperes tu tranquilidad interior para que vivas sin miedo al futuro y con energía para superar los problemas. Mi punto de vista como terapeuta te ayudará a ganar confianza y respeto para enriquecer el tuyo.

Ha llegado el momento de que hablemos y me cuentes qué ocupa tus pensamientos

Responsable: CRISTINA ROCAFORT CIRAC. Finalidad: Responder las consultas planteadas por el usuario y enviarle la información solicitada. Legitimación: Consentimiento del usuario. Destinatarios: Solo se realizan cesiones si existe una obligación legal. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir, así como otros derechos, como se indica en la Política de Privacidad.