Skip to content

La vida es aprender a perder lo que hemos ganado

“Si nos enseñaran a perder, ganaríamos siempre” Esta fue la frase que escuche en alguna de las muchas canciones que escucho al día y que se quedó rebotando todo el día en mi cabeza. No volví a localizar la canción, pero descubrí que también es el título de un libro de Albert Espinosa que, os recomiendo.

¿Por qué me llamó tanto a atención esta frase? Me di cuenta de que en consulta estaba viendo varios casos muy diferentes entre ellos, tanto por motivo de consulta, como por momento vital del paciente. Sin embargo, en todos ellos había un denominador común, la dificultad y la resistencia al cambio, y a todo lo que implica la pérdida.

La pérdida es un tema sobre el que se habla, en general, poco. Crecemos escuchando que debemos lograrlo todo, conseguir lo que nos propongamos y casi siempre hablamos de ganar, pero que bueno sería que, también, nos hablaran de que hay momentos en los que vamos a perder. 

Cuando hablo de pérdida, no hablo solo de la muerte. La vida está llena de pérdidas y por lo tanto, de duelos que tenemos que afrontar. El fin de una etapa vital, una mudanza, una amistad que se transforma, una relación que termina, una lesión que te impide practicar el deporte que tanto te gusta… Incluso los eventos positivos implican un duelo. Cuando un niño crece, los padres pasan el duelo por todos aquellos momentos que no van a volver o que su hijo ya no les necesita como antes.

Es importante recordar y tener presente que, es imposible el cambio sin la pérdida y que toda pérdida implica un cambio.  Cuando no tenemos esto presente y luchamos por quererlo todo, y por que nada cambie, nos frustramos, y puede que incluso nos paralicemos.

Cuando añadimos la pérdida a la ecuación, cuando aceptamos la pérdida como parte de la vida, nos convertimos en personas más libres. Vivir teniendo presente y haciendo un trabajo de aceptación sobre el fin de las cosas, permite disfrutar lo que en ese momento si tenemos, sin aferrarnos al no cambio y al paso de las etapas.

No se trata de vivir desde una posición derrotista, sino realista. En consulta veo como el cambio, la pérdida te pilla por sorpresa, a ti, que hasta ahora solo te habían hablado de conseguir, ganar, llegar y la vida ahora te presenta lo contrario, una marcha, una pérdida, un cambio. 

Tener presente la pérdida y el cambio como parte de la vida, también te permite vivir con mayor naturalidad los duelos que éstos conllevan. Aceptar, no es que pasen a darte igual. Significa que pasan a formar parte de la ecuación de nuestras vidas y que, por lo tanto, nos toca afrontarlos y elaborarlos. Si algo no está, no lo puedo gestionar y entonces, me bloquea. Sin embargo, si soy consciente de que, tras cualquier cambio en mi vida, puedo encontrarme con un duelo, podré gestionar todas esas emociones que le acompañan.

Otros artículos que también te pueden interesar

Soy Cristina Rocafort, tu psicóloga en Zaragoza

LA AYUDA PSICOLÓGICA QUE BUSCAS EN ZARAGOZA

La terapia es un buen recurso para todo el mundo, nadie es perfecto ni invencible. Quiero que tengas la libertad de dirigir tu vida, que recuperes tu tranquilidad interior para que vivas sin miedo al futuro y con energía para superar los problemas. Mi punto de vista como terapeuta te ayudará a ganar confianza y respeto para enriquecer el tuyo.

Ha llegado el momento de que hablemos y me cuentes qué ocupa tus pensamientos

Responsable: CRISTINA ROCAFORT CIRAC. Finalidad: Responder las consultas planteadas por el usuario y enviarle la información solicitada. Legitimación: Consentimiento del usuario. Destinatarios: Solo se realizan cesiones si existe una obligación legal. Derechos: Acceder, rectificar y suprimir, así como otros derechos, como se indica en la Política de Privacidad.